SINOPSIS: El eco de un disparo lejano detiene su huida. La curiosidad le empuja hasta el lugar de la detonación y encuentra a un hombre inerte yaciendo a los pies de un niño. Se le hace todo tan familiar… Trata de ayudar al niño para, en cierta manera, ayudarse a sí mismo. Intenta recordar, recuerda. El frío del cañón de una escopeta en su nuca lo saca de sus pensamientos. ¡BANG! Condenado a arrastrar el peso de la culpa por haber matado a su padre, sigue huyendo de su propia sombra.